Las dificultades con el sueño afectan a individuos de todas las edades; no obstante, a medida que aumenta la edad, crece el número de personas que duerme mal. Tardar en conciliar el sueño, tener despertares intermitentes o dormir pocas horas constituyen motivos usuales de queja entre las personas mayores. Con relativa frecuencia, de esta circunstancia deriva la demanda de remedios farmacológicos que mejoren la calidad del sueño.

Un sueño poco reparador acarrea consecuencias negativas en el desarrollo normal de las actividades diarias. Irritabilidad, dificultad para la concentración, cansancio o somnolencia son, entre otros, efectos indeseables del mismo. Estas situaciones afectan al bienestar individual, perjudican la calidad de vida de quien las sufre y dificultan un envejecimiento activo y saludable.

Atajar las dificultades con el sueño sin fármacos

Pero gran parte de los fármacos que mejoran el sueño conlleva consecuencias perjudiciales. Suelen provocar dependencia física y psicológica y, con el paso del tiempo, tolerancia, lo que disminuye su eficacia y genera nuevas fuentes de insomnio. Asimismo, pueden producir somnolencia diurna, con el consiguiente riesgo de caídas y fracturas: un incidente nefasto en la edad avanzada.

El organismo humano posee un reloj biológico cuyo funcionamiento está regido por el sol. El astro rey es responsable de estructurar el denominado ciclo circadiano, cuyo desorden es causa frecuente de insomnio. Por ello es importante tratar de armonizar al máximo los periodos de descanso y actividad. Mantener horarios regulares para acostarse y levantarse, aunque se haya dormido mal; realizar algún tipo de actividad física; no tomar sustancias estimulantes como café o té; no ir a la cama sin sueño o relajarse y prepararse antes del descanso nocturno son comportamientos que favorecen una buena higiene del sueño. Es conveniente perseverar en estos comportamientos antes de buscar en los fármacos la solución a las dificultades con el sueño. Este enlace amplía información al respecto y ofrece interesantes claves que ayudan a mejorar tan contraproducente situación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.