Saludos, mi nombre es Concha. Durante casi treinta y cinco años he trabajado como enfermera en el ámbito de la Salud Pública en un municipio madrileño. A lo largo de ese tiempo he desarrollado programas de Promoción y Educación para la Salud, materia en la que estoy diplomada. La Enfermería, a mi juicio, ofrece un marco profesional idóneo para este tipo de intervenciones. Confluyen en ella, por una parte, el cuidado de la salud, objeto central de la disciplina; por otra, la acción educativa, fundamento del cambio de actitudes y comportamientos. La polivalencia de la práctica enfermera permite su aplicación en múltiples contextos y la convierte en un eficaz instrumento al servicio del cuidado individual y comunitario. Desde el momento mismo de su nacimiento, la Enfermería se mostró comprometida con esta finalidad.

Enfermería, Promoción de la Salud y Personas Mayores

Desde 2000 hasta 2015, fecha de mi jubilación laboral, fui responsable de un Programa de Salud para Personas Mayores. Los mayores acostumbran a acoger con interés actividades de Educación y Promoción de la Salud. Descubrí pronto su aprecio por los autocuidados; debido, quizá, a que conocen mejor que otros grupos de edad la facilidad con que la salud se pierde o se deteriora. Según la OMS, envejecer saludablemente es ser capaces de hacer durante el máximo tiempo posible las cosas a las que damos valor. Considero que la mayoría de los mayores se identifica plenamente con dicho enunciado. 

El trato diario con un colectivo tan voluntarioso despertó mi interés por el envejecimiento. Me titulé como Experta Universitaria en Gerontología. La relación con personas mayores supuso para mí una valiosa experiencia, tanto a nivel profesional como humano. Decidí recopilar los conocimientos adquiridos bajo la forma de tesis doctoral. El resultado, que puede descargarse en el siguiente enlace, se tituló Educación y Envejecimiento activo. Una experiencia comunitaria. En octubre de 2013, procedí a su defensa ante el Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de Alcalá de Henares. El tribunal calificó la tesis como sobresaliente “cum laude”, un hecho que me enorgullece. Personas mayores y educación son términos que escasamente se hermanan. La Educación para la Salud reveló en esta ocasión el determinante papel que desempeña. Recomiendo expresamente la lectura del capítulo 9 de la tesis: Resultados de la investigación.   

portada_tesis

Contenidos del blog

La vejez suele ser una etapa vital menospreciada, pero merece la pena prestarle atención. Si hemos de transitar por ella, como es deseable, es preferible hacerlo en óptimas condiciones funcionales y anímicas. Esa aspiración marca la andadura de este blog. Un envejecimiento activo es una buena forma de encarar un proceso rodeado de falsos mitos; consideraría un gran logro contribuir a fomentarlo. Los destinatarios del blog son tanto los mayores que conocí en mi andadura profesional como otros muchos con un perfil personal semejante. Espero que todos ellos envejezcan activamente durante mucho tiempo. No obstante, sus contenidos servirán asimismo a quienes, en líneas generales, interesen las personas mayores y la vejez. Las cuestiones concernientes al proceso de envejecimiento, cada vez más dilatado, son muchas y variadas. ¡Sean todos bienvenidos a su lectura!

Concha Aparicio Alonso