Los excesos alimentarios en Navidad forman parte del paisaje tradicional de estas fiestas; sin embargo, conviene evitarlos, pues constituyen un factor de riesgo para la salud. Esta es la finalidad de la campaña ¡Qué bien se come en Navidad!, puesta en marcha por tercer año consecutivo a iniciativa de la SEH-LELHA (Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la lucha contra la hipertensión arterial). El principal objetivo de esta campaña es mejorar el conocimiento y divulgación de una dolencia en la que la dieta desempeña un papel determinante. La hipertensión arterial afecta a un porcentaje de población elevado, aunque la mitad de los afectados lo ignora. 

Las celebraciones navideñas suelen asociarse a comidas copiosas. Las reuniones familiares y de amigos se acompañan de menús abundantes, altamente energéticos, con dosis excesivas de azúcar y sal. El resultado suele ser un aumento sustancial de peso. Se estima que en estas fechas cada español gana, como media, alrededor de dos kilos. La campaña pretende mostrar cómo preparar comidas apetitosas sin comprometer la salud. Para ello, invita a los amantes de la cocina y la buena comida a confeccionar platos saludables, aptos para toda la familia. Las recetas son evaluadas por expertos del ámbito de la Nutrición; en caso necesario, aportan recomendaciones o sugerencias para mejorarlas.

Excesos alimentarios: alternativas

La propuesta de elaboración de menús navideños saludables ha sido acogida con entusiasmo una vez más. Los participantes, aficionados a la cocina y la buena mesa sin dejar de cuidar la salud, fueron más de un centenar y aportaron numerosas recetas. Entre tan extensa oferta se seleccionaron, además de un postre, cuatro platos: dos primeros y dos segundos. Los resultados obtenidos se exponen en la web de la SEH-LELHA.

Entre otros consejos prácticos, los expertos recomiendan potenciar el sabor de las comidas con especias, adobos o cítricos en vez de sal; moderar el consumo de marisco y cocerlo en casa, disminuyendo la cantidad de sal empleada; asimismo, no abusar de turrones y dulces, repletos de grasas y azúcares. También aconsejan equilibrar las comidas especiales con alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras a lo largo del día. Este enlace contiene información adicional sobre los excesos alimentarios en Navidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.