Las funciones cognitivas se relacionan estrechamente con la actividad física, tal como ponen de manifiesto numerosos estudios científicos. Su práctica protege frente a las enfermedades asociadas a la edad y preserva la calidad de vida. Es un hecho conocido que, a nivel físico, la actividad física fortalece el sistema cardiovascular, reduce las posibilidades de desarrollar diabetes tipo II, previene ciertos tipos de cáncer e incrementa la densidad ósea, entre otros efectos beneficiosos. Pero, a nivel mental, las bondades de la actividad física resultan asimismo extraordinarias.

descargar

Con la edad avanzada, el cerebro humano sufre una involución paulatina. Algunas de sus estructuras decrecen y aparecen distintas alteraciones que dificultan las funciones cognitivas. El cerebro procesa la información más lentamente y, como resultado, el tiempo de respuesta se retrasa. El ejercicio físico, al aumentar el volumen del flujo sanguíneo cerebral, mejora el rendimiento cognitivo incluso a edades avanzadas. Distintos estudios muestran que personas mayores que lo practican superan en determinadas tareas a jóvenes que no realizan ejercicio alguno. Trastornos como la ansiedad o la depresión se benefician asimismo de la práctica de actividad física, al incrementar el nivel de bienestar personal.

Funciones cognitivas: las ventajas de moverse

La actividad física se considera la medida no farmacológica más eficaz frente a las enfermedades asociadas a la edad. Para algunos autores constituye la “píldora antienvejecimiento” por excelencia. Sin embargo, los niveles de actividad física en personas mayores son inferiores a los del resto de grupos de edad. De forma errónea, en ocasiones, aún se piensa que la edad avanzada es una contraindicación para realizar actividad física. Sin embargo, la edad en sí misma no es obstáculo para practicarla. Solo es necesario adaptar un programa de entrenamiento a las características de cada individuo. Para que este sea verdaderamente efectivo deberá incluir ejercicios aeróbicos, de fuerza y de coordinación simultáneamente. Además de los ejercicios de memoria para mayores, utilicemos la actividad física para mejorar nuestras funciones cognitivas.

descargar-solucion

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.