Prevenir la diabetes tipo 2 es una necesidad ineludible. El incremento constante de esta patología la ha convertido en uno de los mayores retos de la Salud Pública. Por esta razón, cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. La medida fue instaurada por la Federación Internacional de Diabetes, apoyada de la OMS, en 1991. Su objetivo era dar a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones derivadas de esta enfermedad. La fecha elegida evoca a Frederick Banting y Charles Best; el 14 de noviembre de 1921 ambos científicos concibieron la idea del poder curativo de la insulina.

El lema utilizado este año en el Día Mundial de la Diabetes es “Campaña 2016: Ojo con la diabetes”. En este enlace puede obtenerse información y descargar aplicaciones para ser usadas en redes sociales y teléfonos móviles. Por una parte, se pretende con ello sensibilizar a la población sobre las graves consecuencias de la enfermedad; por otra, apoyar a quienes ya la sufren. Más de 400 millones de personas en el mundo la padecen; se estima, además, que por cada persona diagnosticada hay otra que no lo está. Los estilos de vida saludable podrían prevenir el 70% de los casos de diabetes tipo 2. Pero, a tenor de los datos disponibles, no parece que se obtengan resultados demasiado esperanzadores en este sentido.

Prevenir la diabetes: medidas eficaces

Los profesionales del ámbito nutricional ponen el énfasis en el papel de los hábitos alimentarios para el cuidado de la salud. Una alimentación saludable ayuda a reducir la obesidad, un factor de riesgo primordial en la diabetes tipo 2. Consumir en abundancia alimentos vegetales es una práctica muy eficaz. Es decir, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y frutos secos. Todos juntos forman parte de la amplia oferta existente en el mercado; es allí, y no en las grandes superficies, donde podemos comprar los alimentos más sanos. Alimentos crudos, no transformados, que hay que cocinar después en casa. Juan Revenga, un destacado nutricionista, ha señalado recientemente la relación entre la cocina y el mantenimiento de unos hábitos alimentarios adecuados. Él es el autor del dibujo que acompaña esta entrada.  

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.