La reserva cognitiva es la capacidad intelectual con que cuenta una persona como resultado de los aprendizajes y conocimientos adquiridos a lo largo de la vida. En su mayor o menor amplitud interviene, además de factores genéticos, la actividad física; esta última puede derivarse tanto de la práctica deportiva como de ejercicios que promuevan un buen desarrollo motor.

descargar

El concepto de reserva cognitiva es relativamente reciente. Su existencia fue puesta de relieve por una investigación conocida popularmente como Estudio de las monjasEn ella, el cerebro de personas cognitivamente sanas fue analizado tras su fallecimiento, evidenciando lesiones típicas de la Enfermedad de Alzheimer; destacaba asimismo su tamaño, superior al promedio habitual. Los científicos concluyeron que en un cerebro de mayor volumen se retrasa la aparición de síntomas propios de dicha patología. Es decir, una mayor masa encefálica posee efectos protectores sobre el funcionamiento mental. El mecanismo de acción parece obedecer a la abundancia de sinapsis o conexiones neuronales, que origina circuitos corticales más potentes y desarrollados. Ante la existencia de lesiones, una red cerebral fortalecida hace posible que tareas asociadas a un circuito neuronal concreto se realicen mediante vías alternativas.

Reserva cognitiva ¿de qué depende?

Los años de escolaridad, cociente intelectual, tipo de ocupación laboral, alimentación sana, actividad física y desarrollar quehaceres lúdicos y sociales estimulantes influyen positivamente en la amplitud de la reserva cognitiva. En líneas generales, cualquier variable relacionada con hábitos de vida saludables desempeña funciones protectoras.

Numerosos estudios demuestran que una actividad mental intensa se asocia con bajos índices de deterioro cognitivo. Pero, por otra parte, la reserva cognitiva no se mantiene siempre constante; ha de ser cuidada, ejercitando la mente habitualmente. Gracias a su capacidad plástica, el cerebro forma así nuevas conexiones, aumentando la densidad de la red neuronal. Se trata de un proceso que permanece constante a lo largo de todo el ciclo vital. Tan extraordinaria condición invita a mantener la mente activa y favorecer así un buen funcionamiento cerebral.

descargar-solucion

Si desea acceder al listado completo de las fichas publicadas hasta ahora, por favor, pulse este enlace.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.