Sueño y bienestar personal son dos cuestiones inseparables. Aún en situaciones excepcionales, como las que rodean una estancia hospitalaria, conviene lograr un sueño satisfactorio. El cambio de horarios, ruidos o  interrupciones derivadas de la necesidad de cuidados alteran los patrones de sueño. El Instituto de Salud Carlos III ha puesto en marcha una novedosa iniciativa tratando de evitar sus nocivas consecuencias. Se trata de la campaña SueñOn®, cuya finalidad es promover el buen descanso nocturno de las personas hospitalizadas. Está impulsada por el colectivo de Enfermería y dirigida a pacientes, profesionales y población general. Quienes se adhieren a ella lucen un distintivo que identifica su compromiso con los pacientes. La campaña se difunde en Twitter bajo la etiqueta #SueñOn y diferentes medios de comunicación se han hecho eco de su implantación

Sueño y bienestar personal ¿cómo unificarlos?

Los problemas de sueño afectan a individuos de todas las edades; casi un 30% de la población sufre problemas relacionados con sus distintos aspectos. Pero la incidencia aumenta en proporción directa a la edad. Es frecuente que los mayores encuentren obstáculos para disfrutar de un buen descanso y sufran por ello. Dormir es una necesidad básica del organismo y la falta de sueño va acompañada de un funcionamiento diurno poco competente.

El sueño constituye una compleja actividad cerebral que refleja los ritmos circadianos del organismo, sometido a ciclos periódicos de sueño y vigilia. Pero no existe un número determinado de horas para conseguir un completo descanso. La duración del sueño se relaciona más con características individuales que con patrones horarios concretos. En líneas generales, son necesarias entre seis y ocho horas de sueño diarias, aunque algunas personas duermen nueve o más y, por el contrario, otras no llegan a seis. En cualquier caso, para evitar dificultades con el sueño, resulta imprescindible mantener una buena higiene del mismo. Entre otras medidas, conviene preparar con antelación al cerebro y rechazar estímulos externos que dificulten tan apreciado descanso. Los términos sueño y bienestar han de permanecer íntimamente unidos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.