La enfermedad de alzheimer es un trastorno que produce un deterioro cognitivo progresivo, además de alteraciones de comportamiento. Se trata de una de las causas de demencia más extendida en la actualidad; supone entre un 60% y un 70% de los casos diagnosticados. No obstante, la OMS recuerda que, aunque afecta principalmente a personas de edad avanzada, la patología no es una consecuencia inevitable del envejecimiento.

El nombre de la enfermedad proviene de su descubridor, Alois Alzheimer (1864-1915). Fue un médico alemán que vinculó los fundamentos de la Psiquiatría y la Neurología. En 1906, describió un cuadro clínico de pérdida de memoria, desorientación y alucinaciones. Correspondía a una mujer de 51 años, ingresada en un hospital de Frankfurt 5 años antes. Tras fallecer, el examen de su cerebro puso de manifiesto las graves alteraciones típicas de esta patología. En su momento fue considerada como una enfermedad rara; su estudio no despertó el interés de la comunidad científica hasta casi 80 años más tarde.

Enfermedad de alzheimer: el papel del cuidador

El Día Mundial del Alzheimer se conmemora cada año el 21 de septiembre. La fecha se instauró en 1994, a instancias de la OMS. Su finalidad es subrayar la transcendencia de esta dolencia a nivel individual, familiar, sociosanitario y económico. La enfermedad de alzheimer constituye una de las principales causas de discapacidad y dependencia en ancianos

En 2016, la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA) celebrará distintos actos bajo el lema El valor del cuidador. Pretende así poner de relieve la trascendencia de la enfermedad no solo para los afectados, también para quienes cuidan de ellos. Según cálculos de la CEAFA, entre enfermos y cuidadores, el alzheimer afecta en España a más de 4,5 millones de personas. En el 94% de los casos, la familia es la encargada del cuidado de estas personas. Los cuidadores soportan una fuerte sobrecarga física y emocional; de algún modo, al igual que el enfermo, sufren los efectos del mal. Reciban todo nuestro apoyo quienes, como los protagonistas de la imagen superior, atraviesan una situación tan dura.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.