Envejecimiento activo y aprendizaje a lo largo de la vida son dos conceptos próximos. Junto a la salud, la participación y la seguridad, el aprendizaje a lo largo de la vida es parte del envejecimiento activo. La educación se considera como un derecho fundamental desde 1948. Es el año de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Hoy, 8 de septiembre, la UNESCO celebra el Día Internacional de la Alfabetización. Según este organismo, la construcción de un futuro más sostenible solo será posible con una plena alfabetización; sin embargo, aún queda mucho para lograr este fin.

El aprendizaje se vio siempre como una actividad de los primeros años de vida. La infancia y la juventud eran etapas para la formación; la adultez para la actividad profesional; tras la jubilación, solo restaba la falta de actividad. En 1996, el informe de Jacques Delors “la educación encierra un tesoro” señala esta falsa creencia. “La división tradicional de la existencia de periodos claramente separados ha dejado de corresponder a las realidades de la vida contemporánea y se ajusta aún menos a los imperativos del futuro«.

Envejecimiento activo y aprendizaje: una excelente práctica

El aprendizaje a lo largo de la vida se debe contemplar con una perspectiva más amplia. Con independencia de la edad de la persona, la educación garantiza la adaptación al cambio social de nuestro tiempo, cada vez más rápido. Surgen nuevos valores y el modo de envejecer se transforma. Muchos de los estereotipos que rodean esta etapa vital quedan atrás. Quienes hoy se jubilan tienen por delante una esperanza de vida más larga que nunca. Libres de la obligación del trabajo, las nuevas generaciones ya no se quedan en casa. Acceden con entusiasmo a la ofertas educativa y llenan las aulas como unos alumnos más.

Los beneficios de la educación en la vejez no se pueden negar. El ejercicio intelectual proporciona un mayor desarrollo vital, más oportunidad de interacción social e independencia y autonomía. El comienzo del curso académico es un buen momento para buscar información sobre la oferta dirigida a las personas mayores. Por supuesto, las preferencias personales han de orientar lo que se elige.  Pero, en cualquier caso, envejecimiento activo y aprendizaje a lo largo de la vida deben ir de la mano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.