Los artistas veteranos sobre el escenario son muy numerosos. Son hombres y mujeres que parecen considerar su trabajo un compromiso con el público antes que una obligación. La fotografía es de Jane Little. Se trata de una contrabajista de la orquesta sinfónica de Atlanta, una de las diez mejores orquestas de Estados Unidos. En febrero de 2016, logró un récord Guinness. Su mérito fue permanecer en una formación musical durante 71 años consecutivos. La violinista Francis Darger, de la orquesta sinfónica de Utah, había ostentado el título hasta entonces. 

Siendo adolescente, contribuyó a formar una asociación musical de jóvenes que fue el germen de la actual orquesta. Durante años, fue su única intérprete femenina y protagonizó así una carrera muy relevante. Actuó bajo la batuta de directores de prestigio y acompañó a destacados solistas. Su marido, que falleció en 2002 tras cinco décadas de matrimonio, fue flautista en la misma orquesta hasta el año 1992, fecha en que se retiró.

La connotación de su apellido (Little significa pequeño) se adecuaba bien a su menguada figura (medía 152 cm y pesaba 44 kilos). Pero el hecho no le impedía dominar un instrumento musical cuyo manejo precisa de una considerable fortaleza física. El domingo 15 de mayo de 2016, a los 87 años, tocó su contrabajo por última vez. Se desmayó en el escenario y falleció posteriormente. Padecía un mieloma múltiple. Tras su muerte, la orquesta emitió un comunicado en las redes sociales. Se destacaba que Jane tuvo la suerte de hacer lo que le gustaba hasta el final de su vida.

Ejemplos de artistas veteranos

Muchos personajes de la interpretación continúan activos en escena, a pesar de haber alcanzado la edad del retiro laboral. En el ámbito musical se aprecia el bello canto de Mirella CravinoClaudio Abbado o Joan Garcés dirigieron orquestas hasta edades avanzadas. Lo mismo ocurre con figuras del mundo cinematográfico. Los casos de Manoel de Oliveira o Clint Eastwood, este último aún activo tras las cámaras, también son notables. Un ejemplo de esfuerzo y voluntad que su público sin duda agradece con creces. Y la estela de Ptahhotep no se pierde. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.