El concepto calidad de vida es el reflejo de una valoración subjetiva sobre aspectos esenciales de la vida de la persona. Es un término que hace referencia a la salud física, el estado psicológico, el nivel de independencia, las relaciones sociales, las creencias y la satisfacción con el entorno. Se trata de un conjunto de circunstancias que es común a la consideración de calidad de vida en todas las culturas que hasta hoy se conocen.

El Glosario de Promoción de la Salud de la OMS define la calidad de vida como la percepción del individuo sobre su posición en la vida; dentro del contexto cultural y el sistema de valores en el que vive; y con respecto a sus metas, expectativas, normas y preocupaciones. Si la valoración de la calidad de vida es positiva, la persona considera que sus necesidades están siendo satisfechas. En caso contrario; es decir, si la valoración es desfavorable, supone que se percibe una falta de oportunidades y de autorrealización.

Calidad de vida de los mayores

La valoración de la calidad de vida no se asocia de un modo directo con el nivel de renta o económico. Se relaciona tanto con las oportunidades vitales, como con el modo en que se aprecian. No obstante, su estimación positiva requiere un grado de seguridad que satisfaga las necesidades objetivas. Esta razón ha supuesto que la crisis económica implique un descenso de la calidad de vida de muchos mayores.

El colectivo de mayor edad no ha dejado de percibir las retribuciones que se derivan de sus pensiones de jubilación. Pese a ello, ha visto como se acrecentaban las necesidades de familiares muy cercanos, generalmente los hijos o las hijas. Para muchas familiar, la pérdida de puestos de trabajo ha supuesto quebrantos económicos muy graves. La situación ha obligado a los mayores a apoyar con sus ingresos el sostenimiento de esos hogares. Son circunstancias muy duras que han modificado uno de los rasgos más característicos de este sector poblacional. Su perfil más tradicional era el de colectivo que necesitaba ayuda; sin embargo, la crisis lo ha transformado en el de sustentadores de hogares en condiciones precarias. Este artículo periodístico da cuenta de tan reciente realidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.