Hay pautas para reducir el alzhéimer; al menos, el riesgo de padecerlo, al igual que otras demencias. Así lo afirma un artículo de reciente aparición en la web. El deterioro cognitivo es una de las principales causas de dependencia en la vejez. Por esa razón, es un tema del que esta página se ocupa a menudo. Hoy por hoy, los tratamientos contra este tipo de males solo alivian en parte los síntomas y la detección precoz es la única ayuda con la que se cuenta.

El Oscar al Mejor Actor 2021 lo ha recibido el protagonista de una gran película que trata sobre este asunto; al mismo tiempo, ha puesto de relieve la impotencia ante una patología de tal gravedad. Pero el número de afectados podría descender. Y es que no se habla lo suficiente de su prevención. Aunque no es fácil la puesta en marcha de los mecanismos que la logran. Se calcula que alrededor del 40% de los casos se podría evitar tomando una serie de medidas cuya eficacia que está bien probada.

El valor de las pautas para reducir el alzhéimer

El incremento de la reserva cognitiva juega un papel esencial. Y este se alcanza ampliando el nivel de conocimientos, sobre todo en la infancia. No obstante, es una tarea que se puede iniciar a cualquier edad a través de los nuevos aprendizajes. Lo ideal es no dejar de formarse a lo largo de la vida. 

El cuidado de la salud, en todos sus órdenes, ha de estar siempre presente en la conducta de la persona. La hipertensión, la obesidad o la diabetes se deben prevenir; si ya se padecen hay que tratarlas siempre, pues son factores de riesgo para la enfermedad. El tabaco daña el cerebro y hay que evitarlo. Lo mismo ocurre con el alcohol que se debe reducir al máximo o, mejor, aún, renunciar a su consumo. 

El aislamiento social afecta al funcionamiento cognitivo. Por ello se debe fomentar la relación social y las actividades que impliquen el contacto con otras personas. La soledad es un gran enemigo de la mente, por la incomunicación que comporta.  

La actividad física es muy beneficiosa y no ha de faltar. El ejercicio eleva el nivel de oxígeno en la sangre y eso es tan útil para el cerebro como para el corazón. Por lo tanto, es bueno realizarlo, mejor al aire libre. Por otra parte, los ambientes con una baja calidad del aire son nocivos y conviene huir de ellos.

En este enlace se puede ver el artículo que se cita

2 Respuestas

  1. Susana

    Muchas gracias por este espacio que tanto contribuye a hacerme sentir acompañada, a la vez que motivada con las noticias, los juegos y la ejercitación cognitiva que me encanta y comparto. Desde Argentina -Buenos Aires , con afecto Susana

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.