Gertrudis de la Fuente supo mantener intactos el entusiasmo y el talento que la caracterizaban hasta el 23 de enero de 2017, fecha de su fallecimiento. Una infección pulmonar provocó su ingreso hospitalario en un centro madrileño una semana antes. Tenía 95 años; había nacido el 21 de agosto de 1921, en Madrid. No quiso alargar artificialmente su vida y rechazó por lo tanto el respirador de apoyo que la ofrecieron. “He tenido una vida muy buena”, afirmó. Consoló a familiares y amigos diciéndoles que se iba en su forma actual, pero que seguiría entre ellos porque “todos somos materia y energía”. Jubilada desde 1986, no dejó nunca de trabajar en el ámbito científico. Antes de despedirse, proporcionó diversas indicaciones al equipo con el que realizaba actualmente una investigación sobre el cerebro.

El talento, o los talentos, no enterrados

La mujer que no enterró sus talentos, el corto que acompaña esta entrada, muestra a Gertrudis de la Fuente con 93 años. El documental La mujer contra la tormenta, de mayo de 2016, da cuenta asimismo de sus considerables méritos. Fue una de las primeras investigadoras españolas en publicar en revistas de prestigio internacional, como Nature. Especialmente destacada fue su labor de coordinación en la investigación del síndrome tóxico en España; una intoxicación masiva por adulteración de aceite de colza en la década de los 80. Distintos artículos periodísticos han expuesto sus muchas virtudes científicas y personales.        

En este último ámbito, es un paso obligado destacar la humilde extracción social de Gertrudis. De padre ferroviario, los condicionantes de su niñez no hacían presagiar su futura trayectoria personal. Según sus propias palabras “lo primordial era educar a las niñas para ser buenas amas de casa, atender al marido, coser bien y hacer buenos remiendos, muy importantes para la economía doméstica”. Sin embargo, su perseverancia y amor al aprendizaje la condujeron por un camino bien distinto. Nada le impidió coronar con éxito sus aspiraciones infantiles y emplear su talento con acierto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.