Un buen funcionamiento sensorial contribuye a mantener la calidad de vida en la vejez. Los órganos de los sentidos son para el cerebro la puerta de entrada a la información del entorno. Y solo su adecuado estado hace posible su detección e interpretación, que es un paso necesario para elaborar la respuesta ante un estímulo del exterior.

descargar

El sistema sensorial es un complejo mecanismo que procesa la información proveniente del medio, tanto interno como externo. Las estructuras que lo componen son los órganos receptores (vista, oído, tacto…) y el sistema nervioso central. La aparición de dificultades sensoriales en la vejez es un hecho frecuente. El problema no afecta por igual al conjunto de la población mayor, ya que existen grandes diferencias entre individuos. Sin embargo, su repercusión en el desarrollo de la actividad diaria de las personas afectadas es muy considerable. 

Dificultades del funcionamiento sensorial

La agudeza visual y la agudeza auditiva son capacidades que se suelen afectar con la edad. La primera comienza a deteriorarse a partir de los 45 años, tanto en las distancias cortas como en las largas. A los 75 años, alrededor del 30% de la población tiene dificultad con la visión cercana y el 19% para la visión lejana. Y el porcentaje se eleva con la edad. Otro tanto ocurre con la capacidad de adaptación visual a los cambios de intensidad lumínica o con la aparición de cataratas, que inciden de un modo negativo en la autonomía de la persona. Con respecto a la capacidad auditiva, el 28% de la población entre 65 y 75 años presenta algún tipo de déficit. Se trata de una situación que puede derivar en problemas de aislamiento.

Cualquier dificultad sensorial debe ser consultada y valorada, para proceder a su pronta resolución en la medida de lo posible. Respecto a la visión es preciso adaptar el domicilio a las necesidades individuales. La iluminación ha de ser suficiente; especialmente en espacios donde el uso de la visión juega un papel preponderante, como en la lectura u otras actividades similares. Por otra parte, los problemas de audición pueden deberse a diferentes causas, algunas susceptibles de tratamiento. Un profesional es quien mejor puede valorar esta circunstancia y tomar las medidas correctoras en cada caso. Las dificultades de visión o audición se incrementan con la edad; no obstante, en ningún caso son sinónimos de vejez. 

descargar-solucion

Si desea acceder al listado de fichas de ejercicios cognitivos publicadas en 2016, por favor, pulse este enlace.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.