Las mujeres mayores son feministas; aunque muchas no se consideren así, sus testimonios lo ponen de relieve. Y es que, según la RAE, el feminismo no es sino el principio de igualdad de derechos entre el hombre y la mujer. Sin embargo, ellas no lo tuvieron. Nacieron en un tiempo en el que a las jóvenes se las preparaba para el cuidado del marido y de los hijos. Y esa tarea solo exigía un tipo de aprendizaje: el de las labores del hogar. Lo recuerdan bien. Por eso, ven en la igualdad de género una oportunidad que a ellas se les negó; un deseo no cumplido.

«Mi profesora dijo que me mandaran al instituto, que valía para estudiar. Pero en mi casa no lo veían bien. Mi madre me puso a bordar en el mismo colegio, pero yo miraba más a la pizarra que al bastidor… Me quedó siempre el gusanillo de los estudios. En aquellos tiempos nos envolvían algunos artículos en periódicos atrasados y yo me escondía en el servicio a leerlos porque a mi madre no le gustaba». (71 años.)

«A quienes se les daba estudios era a los hombres. Por lo menos, ese es el caso de mi hermano, pues le prepararon para ingresar en el instituto y dijo que no quería estudiar. Y yo estaba deseando y no me dejaron. Para las mujeres era suficiente que supieran atender una casa». (69 años.)

«Hace casi setenta años y siendo chica, no tenía ninguna opción, claro. Y siendo pobres, menos. Igual que yo tiene que haber muchas personas que no nos pusieron en el camino. Pertenecemos a la generación de los “talentos perdidos”. Mi deseo era seguir en el colegio, pero no pudo ser. ¿Y después qué? Coser, bordar… ¡Qué pena!«. (77 años.)      

Las mujeres mayores son feministas… y se manifiestan el 8 de marzo

Las jóvenes de hoy no han de temer en ese sentido; el acceso a la educación lo tienen garantizado. Pero aún queda mucho camino por recorrer. Y es que, pese a los cambios, la desigualdad sigue vigente en el mundo. Es Naciones Unidas quien lo afirma. El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. En España se manifestarán muchas mujeres mayores con las más jóvenes. Uno de los lemas de estas ha sido elegido por el ministerio para su campaña en pro la igualdad. Y se ha desatado un gran revuelo. Conviene recordar, no obstante, que no se trata de una invitación a beber alcohol, sino de un modo de destacar las diferencias que persisten entre hombres y mujeresNada más. ¿Tú, cómo lo ves?

 

P.D. Con cariño a las mujeres cuyos nombres y apellidos guardo en la memoria.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.