El Día Internacional de la Felicidad se celebra cada año, desde 2012, a instancias de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Tiene como finalidad mostrar la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y señalar la necesidad de su inclusión en las políticas gubernamentales de cada país. Desde entonces, Naciones Unidas invita a los estados miembros a conmemorar el 20 de marzo como Día Internacional de la Felicidad. Con este motivo se programan diversas actividades educativas y de concienciación. En 2016, la celebración estuvo centrada en la acción contra el cambio climático. La elección pretendía subrayar la responsabilidad colectiva en la mejora de las condiciones medioambientales del planeta.

¿Qué celebra el Día Internacional de la Felicidad?

La propuesta de celebrar este evento responde a una iniciativa del Reino de Bután. Este pequeño país, de raíces budistas, calcula el grado de bienestar de sus habitantes de un modo singular. Para medirlo, en lugar del PIB (Producto Interior Bruto), utiliza la FNB (Felicidad Nacional Bruta). Esta filosofía ha guiado siempre sus directrices políticas y su modelo de desarrollo; un hecho digno de señalar. Se trata de un pequeño territorio de apenas 800.000 habitantes situado en la cordillera del Himalaya; en consecuencia, sus vecinos son dos enormes potencias económicas: India y China.

Los ciudadanos de Bután han de responder periódicamente un extenso cuestionario gubernamental. Contiene preguntas sobre bienestar psicológico, uso del tiempo, relaciones sociales, salud, educación, cultura o nivel de vida. La idea primordial es que el desarrollo no se base en primer lugar en valores económicos. Solo cuando los avances materiales y espirituales se integran y complementan se considera por lo tanto un auténtico desarrollo. El modelo entraña todo un ejemplo a seguir para la sociedad occidental. En esta el bienestar y la calidad de vida suelen identificarse exclusivamente con la posesión creciente de bienes materiales. ¡Es de desear que la celebración del Día Internacional de la Felicidad contribuya a transformar tan errónea creencia!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.